SI QUIERES TU TAMBIÉN PUEDES

lunes, 11 de febrero de 2008

Como siempre hay tiempo de rebajar en algo las exageraciones, digo que, no soy yo precisamente esta, pero es tal el malestar que casi me parezco. Que incomodidad tener un resfriado y no tenerlo, dolerte el cuerpo, tener que sonarte y no parar de toser por la noche para molestar sobre todo a los demás. Con todas las horas que paso despierta y se empeña en darme la tós solo por la noche. (mala leche de tós esta) hoy tocan "remedios caseros" la que me espera, eso de dormir con media cebolla cortada en un plato en la mesilla de noche, no se si funcionara pero seguro que con el olor dormire aun menos que de costumbre jajajaja.

Bueno pues ya contaré mañana como me fue con la dichosa "cebolla".

2 comentarios:

Lorenzo dijo...

Si la cebolla no te alivia la tos, prueba miel con limón, aunque ese remedio es viejo ya y sweguro que lo sabes.
Para el malestar general, vaso de leche caliente con 3 dedos de brandy o cogñac (por si eres más fina) y dos aspirinas de una vez antes de meterte en cama debajo de un nórdico a sudar.
Cuidate. Que te mejores.
Besos

Clare dijo...

soy tan "fina" que lo que no me gusta es la leche jajaj pero gracias por tu receta. No lo he pasado muy mal con la cebolla, pero oño que olor tan fuerte en la habitación, creo que me quede dormida por el picor que tenia en los ojos jajaja